viernes, septiembre 26, 2014

Volver con las pieles marchitas...

Hoy Rodia me descubrió en Twitter. Creo que se asustó un poco y lo entiendo, soy el fantasma del bloguerismo pasado. 

Mencionó que elAbra cumplió 10 años ayer. Todo un logro en estos tiempos y salud por tan magna celebración!

Que nos pasó, que recordamos con nostalgia el blog, pensamos en volver, nos prometemos volver a escribir algún día pero no sucede. Porque lo plasmamos en 140 caracteres o en una foto y listo, lo dijimos, quedó y a otra cosa, mariposa. (o pajarito, en este caso)

Recuerdo cuando pasaba algo y pensaba: esto lo voy a subir al blog. Y empezaba a pensar cómo y qué poner. Ahora no es necesario, no hay que llegar a casa y prender la compu, con el celular basta. Y no me estoy quejando, solo que es diferente. 

No sé si les pasa igual. A mi me pasa. La constancia no es el tema, porque nunca fui constante para nada, ni para un diario.... asi que eso está fuera de la ecuación. Pero hoy me atacó la nostalgia y nada pasa por que sí.

En escasos dos días vuelvo a cumplir años. XXXV. XXX de obsceno y V de vieja. Es una obscenidad envejecer. 

Tengo entradas anteriores de cuando cumpli 28, 29 y 30 años. No me animé a releer. Aún no. Quizás otro día. Después dejé de escribir acá, pero empecé a escribir, creo yo, los capítulos más importantes de mi historia.

Eso suena cursi, lo sé. 

A los 30 trabajaba más de 12 horas en algo que me encantaba... pero me estaba consumiendo y el trabajo y la comida no eran más que distracciones para no pensar, ni sentir, ni nada.

Así que dejé de trabajar tanto, hice ajustes y empecé, de a poco, a hacerme cargo de lo que estaba evadiendo: yo.

Aburrido, no? Pueden dejar de leer acá, no hay problema. Casi que lo escribo para mí, me lo escribo en voz alta. 

Y yo me hice cargo de yo... (que viene con el ello y el superyó y es mucha gente para organizar!) Terminé las materias del liceo que me quedaban. Un tonto asunto pendiente que nadie entendía, ni yo, pero ahí estaba. Y sigo estudiando. Un pendiente de siempre que igual no me convence! :) El sistema educativo de este país es tan obsoleto... eso y que detesto escribir a mano. Pero ese es otro tema.

Después estaba el otro gran tema. Gran en sentido literal. Desde adolescente para acá me había tomado muy en serio aquello de comamos y bebamos que mañana moriremos... además de pertenecer a una familia donde la comida es amor (y del bueno, porque todos cocinan (-mos) bien) y  no saber muy bien como expresar emociones (así que uno se las come y al parecer son hipercalóricas) Sumado eso a otros problemas menores de edad que me hacían pensar (en algún rincón oscuro de la cabecita) que ser gorda era mas o menos como ser inexpugnable.  

Siguen acá? Bueno, por las dudas: nada de lástima, nada de pobrecita. Al contrario. Lo cuento porque de muchas maneras, todo lo malo, a la larga sirvió. Aquello de la resiliencia. Pero ya escribí de eso.

Cuestión que seguir así no tenía mucho futuro o al menos no uno bueno. Por eso decidí por la cirugía. También ya escribí de eso. 

Lo que nunca hice, hasta ahora, fue mostrar fotos acá. Quizás me arrepienta luego, quizás no, no sé. Yo estoy muy feliz por la decisión que tomé, porque fue la primera vez en tiempo que hice algo por mí. Pero por mí en serio. Y sigo trabajando en eso....

Voy a cumplir 35. Para la mayoría (por no decir todos) mi vida le resultará patética... a esta edad, según el estándar establecido en nuestra bienamada sociedad ya tendría que estar divorciada y con varios hijos. Porque hasta se me pasó de largo la etapa del casamiento! :) No tengo trabajos notables ni un éxito rutilante. No tengo una carrera seria ni un título profesional (algo que muchos me reprochan porque al parecer soy muy inteligente y capaz) No soy una nueva uruguaya que viajó ya por medio mundo. No. No tengo grandes logros de esos. Y lo que más gracia me hace es que de verdad no me importa. Ni me importa que la gente piense que mi vida es patética. 

Será de mediocre? Quizás. Las pude haber tenido si las cosas hubieran sido diferentes o me hubiera esforzado más? Quizás. Realmente, no me importa.  Es tarde? No sé. 

Cambiar lleva mucha energía. Mucha. No sé si tengo tanta para hacer todos los cambios necesarios. 

Ahora, al poner la palabra Cambio me saltó una frase que me decían mucho, antes de operarme. "no vayas a cambiar después de adelgazar". A "la gente" no se la conforma fácil... porque una de las frases que más tuve que tolerar fue: "Es una pena que seas tan gorda... sos tan joven..." además de los innumerables consejos vacíos de cómo hacerlo. Por ejemplo: "salí a caminar!" despues los desafiaba a salir conmigo a caminar media hora pero ellos con una bolsa de papas al hombro. Ja. No, si hablar es fácil. 

Pero, cuando me decidí a adelgazar, empezaron todos los "no cambies" Qué estaban pensando!? Claro que iba a haber cambios! De eso se trataba! 

Y quizás uds, como yo, se pregunten a qué se referían... nunca supieron contestarme bien! Creo que tenían miedo que, después de adelgazar y ponerme linda (porque la asociación entre delgadez y belleza es inevitable) empezara a "creermela". Un razonamiento de ese estilo. Nunca fueron muy claros cuando pregunté.

Y sí, la opinión general es que estoy más linda. Entonces surgieron otros comentarios que me hacen sentir que antes era un bicho feo y desarreglado que no merecía el amor de nadie! :) Comentarios como: Ahhh ahora sí estás linda! Ahora sí vas a conseguir novio! Ahora sí te arreglas! 

Y miren que son personas normales, según dictan las más estrictas normas sociales! Son las que, cuando muere trágicamente alguna jovencita dicen: "pobre, y era tan bonita!" Como si por ser fea fuera menos trágico. Pero me voy por las ramas.

Capítulo aparte es lo que les pasa a los tipos. No voy a escribir de eso ahora pero es muy gracioso verlos interactuar desde esta nueva perspectiva de "estar buena". Perdón, no quiero sonar vanidosa... para mi es casi una absoluta novedad el asunto y me hace mucha, mucha gracia. Sobre todo por mi nula capacidad de entender algunos códigos y las confusiones que se generan. Es casi como estar de visita en Francia, tratandod e hablar francés y sin querer le digas a uno, después de achurarle el dedo gordo del pie con el taco: excusez-moi! Te pisé! (anécdota basada en hechos reales) Pero ese es otro tema. No sé si da para publicarlo sin sentirme idiota. (más idiota)


Como sea, a los que les importo, saben que ahora soy feliz y eso les alcanza. Sé que me valoran por otras cosas.

Ahora ya estoy en etapa de reconstrucción, a punto de entrar en el quirófano en un par de semanas para terminar el asunto de la piel que da nombre a tooooooda esta diatriba interminable. Pero francamente, el cambio mas notorio para mi es el de adentro... (aunque no me quejo de tener todo de nuevo en el lugar!) 

Escribí mucho. Y me doy cuenta que no dije ni la mitad. 

Igual, por hoy, es suficiente. Les dejo el video. La música es un golpe bajo, lo sé. :) Y recuerden, nada de penitas, hoy soy mucho más feliz. 


(Llegaste hasta acá!? Siento pena por vos! ;))




1 comentario:

Zeta dijo...

Qué lindo.
Feliz cumple.